Cuando un accidente o lesión ocurre a un visitante o arrendatario de la propiedad de otra persona, el dueño de la propiedad puede ser responsable por daños y perjuicios si se puede demostrar que su negligencia o mala conducta llevó a la lesión. Si usted ha sido lesionado por un resbalón o una caída en casa de otra persona o negocio que usted cree que puede ser el resultado de la negligencia de otra persona, usted puede tener derecho a indemnización para recuperar los costos de gastos médicos, pérdida de ingresos, el dolor físico, la desfiguración, la angustia emocional o incapacidad física permanente que haya sufrido.

En los casos de accidentes por resbalones y caídas, en general, los demandantes deben demostrar que los propietarios o bien no mantuvieron la propiedad o crearon condiciones de inseguridad que provocaron la lesión, o sabían de las instalaciones peligrosas o inseguras pero no alertaron a los visitantes o los inquilinos de las condiciones. Otro factor que es importante es si la situación de inseguridad era permanente o temporal. En los casos en que la condición era temporal, la duración de su existencia puede tener una influencia en su capacidad de probar su caso.

En los casos de resbalón y caída la ley también hace una distinción sobre la naturaleza de un visitante, que puede ser clasificado como un invitado, una persona con una licencia (concesionario) o un intruso. Los invitados y concesionarios generalmente tienen permiso explícito o implícito del dueño de la propiedad de estar en la propiedad por razones personales o relacionadas con la empresa, mientras que un intruso se considera que está en la propiedad sin permiso. Esta distinción también puede tener influencia significativa en su capacidad para recuperar los daños causados por parte del dueño de la propiedad.

Si usted ha sido lesionado en un accidente de resbalón y caída en Indiana que usted cree que fue debido a la negligencia del propietario del inmueble, nos gustaría tener la oportunidad de hablar con usted y discutir sus opciones legales. Llámenos 1-877-534-9499 o para una consulta gratuita.

PETICIÓN DE UNA EVALUACIÓN GRATIS DE SU CASO

Completa el siguiente formulario para recibir una consulta gratuita y confidencial.

Enviar su información no crea automáticamente una relación de abogado-cliente.

Estoy de acuerdo