Responsabilidad por productos defectuosos es un área de la ley de lesiones personales que hace frente a las lesiones sufridas por el uso de productos peligrosos o defectuosos. Fundamental al concepto de productos defectuosos es el concepto que los fabricantes, distribuidores y revendedores tienen la responsabilidad de ofrecer productos libres de defectos y hacer esfuerzos de buena fe para asumir esa responsabilidad si sus productos se encuentran defectuosos. El término “productos” en este sentido cubre una amplia gama de categorías, incluyendo:

  • Maquinaria y herramientas
  • Productos farmacéuticos, tales como Rezulin, Fen-Phen, Baycol, Vioxx, Celebrex, Bextra, Accutane, Oxycontin, Fosamax, Yaz, Yasmin y otros medicamentos con y sin receta
  • Dispositivos médicos
  • Vehículos de motor incluyendo coches, camiones y motocicletas
  • Accesorios para automóviles tales como llantas, cinturones de seguridad, bolsas de aire y asientos de coche para niños
  • Alimentos y productos de tabaco
  • Sustancias químicas tóxicas o sustancias, tales como pesticidas, asbesto y el moho
  • Armas de fuego
  • Productos para el hogar y electrodomésticos
  • Juguetes y equipos de recreo
  • Ropa y accesorios

La clave para atribuir la responsabilidad en un caso de un producto recae en determinar si el producto está o no está defectuoso. Al tomar una decisión, los tribunales pueden tener en cuenta varios factores, incluyendo el propósito para el cual fue diseñado el producto, la representación del producto al consumidor (es decir, las advertencias de seguridad adecuada), la utilidad de un producto en comparación con el riesgo de uso, las normas de seguridad de productos comparables en el mercado, la probabilidad de que ocurra un accidente con el uso razonable del producto y el tiempo de vida útil esperado del producto.

En la búsqueda de un caso de producto defectuoso, el demandante debe demostrar que generalmente, un fabricante tiene un obligación de proporcionar un producto seguro, que el fabricante ha incumplido este obligación a través del diseño defectuoso o la fabricación de un producto, y que la lesión sufrida fue consecuencia directa del defecto.

Wilson Kehoe Winingham ha trabajado extensamente en el área de productos defectuosos y ha tratado o resuelto muchos casos en los últimos 20 años, ambos como una empresa individual y como parte de las grandes demandas de acción colectiva. Si usted ha tenido un incidente con un producto que ha causado una herida, o es un sobreviviente de alguien que pudo haber muerto por el uso o la exposición a un producto peligroso o defectuoso, nos gustaría discutir su situación.

PETICIÓN DE UNA EVALUACIÓN GRATIS DE SU CASO

Completa el siguiente formulario para recibir una consulta gratuita y confidencial.

Enviar su información no crea automáticamente una relación de abogado-cliente.

Estoy de acuerdo