En un esfuerzo por localizar una fuga de gas natural en una zona residencial de Fort Benjamin Harrison en Indianápolis, un empleado militar no entrenado giró una válvula de aislamiento de una tubería en la dirección equivocada, permitiendo que el gas llenara una tubería de acero abandonado. El gas escapó de la tubería abandonada a un edificio residencial donde se encendió y explotó, matando a dos y severamente quemando a varios otros. Representamos a tres de las víctimas de quemaduras y dirigimos un equipo de abogados de otros demandantes, a través de la investigación de esta explosión. Se determinó que no sólo se había girado la válvula en la dirección equivocada, sino también que el ejército carecía de reglamentos establecidos para el funcionamiento del sistema de gas, y había estado trabajando con mapas de gasoductos inexactos.

PETICIÓN DE UNA EVALUACIÓN GRATIS DE SU CASO

Completa el siguiente formulario para recibir una consulta gratuita y confidencial.

Enviar su información no crea automáticamente una relación de abogado-cliente.

Estoy de acuerdo